Rutas - Turismo en Palencia, Cardaño de Abajo, Fuentes Carrionas y Montaña Palentina. Casa Rural Daniel.

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Rutas

MultiMedia > Ocio

Ruta I .- Las Cascadas de Mazobres

Salir de Cardaño en dirección Cervera, a un Km., en el Puente Agudín seguir dirección Cardaño de Arriba. A unos 2.5 Kms. Hay un Campamento a mano derecha, y nada mas pasarle, a mano izquierda hay un espacio para aparcar. De ahí sale una pista, la seguimos hasta que da un giro de 180 grados a la izquierda y hacia arriba (nos lleva al refugio del Espigüete, que tambien es un sitio muy bonito), entonces seguimos recto por el sendero, siempre al lado del rio, hasta llegar a la cascada principal (foto izquierda), si seguimos subiendo por el rio llegaremos a las otras cascadas (foto derecha).
Es una ruta muy facil, y tardaremos en subir y bajar unas dos horas.
Al atardecer, si no hay mucha gente es muy probable ver ciervos, corzos y rebecos.



Ruta II .- Fuente el Caño

Salimos de la misma Casa La Tenada por la pista que asciende hacia los corrales, también llamado camino de Binuesa, y lo seguimos siempre hasta un cruce, marcado en el mapa y la foto con un circulo azul, hacia la derecha a unos 4 kms. que nos lleva a la pradera y al pilón de la Fuente el Caño. Volvemos de nuevo a la pista principal y seguimos hasta el mirador de Cruz Armada, donde podemos ver todos los picos de León y el pueblo de Valverde de la Sierra justo debajo de nosotros. Seguimos hasta un nuevo cruce, (si lo seguimos a la derecha iremos a Camporredondo) en el cual giramos a la izquierda y bajaremos por una pista entre árboles hasta el valle del río Chico, seguimos al lado del río y llegaremos a la plaza de Cardaño de Abajo.
La dificultad es mínima y el tiempo unas 3 horas y media para andar los 12 Kms de esta ruta.


Ruta III .- Mirador de Cueva Dorada

En esta ruta partimos de la plaza de Camporredondo, bajamos hasta el puente que cruza el rio y seguimos la pista (camino real), en la primera curva a la izquierda seguimos por la pista que sube tambien a mano izquierda (antes del segundo puente). La seguimos subiendo por toda la montaña y nada mas salir del pinar a mano derecha, podemos ver en un alto el refugio, si seguimos la pista nos lleva hasta la misma puerta, donde tenemos unas vistas impresionantes de todos los picos y pantanos.

La dificultad es minima y el tiempo aproximado, unas dos horas.

Es uno de los mejores lugares para observar ciervos al amanecer. Y en los meses de verano el refugio se utiliza como puesto de vigilancia de incendios.


Ruta IV .- La Cueva de La Virgen

Salir de Cardaño en dirección Cervera, a un Km., en el Puente Agudín seguir dirección Cardaño de Arriba. A unos 100 ms. Hay un pequeño sendero a mano izquierda que sube hasta la entrada de la cueva, la cual tiene unas verjas verdes.

Es aconsejable llevar buenas linternas y ropa apropiada para agua y barro. La cueva tiene varios kms. e incluso un lago interior, pero no es aconsejable adentrarse mucho sin una persona que la conozca, a pesar que n hay perdida posible porque no tiene casi bifurcaciones.



Ruta V .- Los Pueblos Abandonados

Saliendo de la plaza de Camporredondo, bajamos hacia el rio y cruzamos los dos puentes, en el segundo seguimos a mano izquierda por la pista, atravesamos un bonito pinar y llegamos al pueblo de Valsurbio, lo cruzamos y nada mas pasar el siguiente pinar llegamos a la ermita de Cristo Sierra, aquí tomamos la pista de la derecha y descendemos al pueblo de Valcobero. Si lo cruzamos y seguimos la pista llegamos hasta un tunel y la presa, la cruzamos y salimos a la carretera de los pantanos, de aquí a Otero y Camporredondo para completar la ruta.

Es una ruta muy larga para coche o todo terreno, para hacerla andando hay la opción de seguir el camino que sale a mano derecha (Peñas Negras) un poco antes de Valcovero, si lo seguimos llegamos al pico treslosvocines (antena Movistar) y un poco antes, por una pista a mano derecha podemos descender otra vez hasta Camporredondo.


Ruta VI .- La Berrea

Los berridos pronto son sustituidos por el ruido, más violento, del entrechocar de las astas. Pero, las peleas son incruentas. Las cuernas golpean y se enredan entre sí, sin llegar a herirse ningún contrario. Tan sólo se limitan a mostrar su fuerza al contrincante, aunque, en ocasiones, acaban exhaustos y, algunas veces, las menos, se quedan enganchados y mueren por no poder separarse.

Entre mediados y últimos de septiembre, los ciervos machos adultos se encuentran en su máximo esplendor. Lucen sus cuernas altivos y orgullosos, a sabiendas de que las hembras se hallan preparadas para concebir. Los machos no sólo braman y pelean en los claveros; también escarban y orinan sobre la tierra, formando un barrillo en el que se revuelcan para delimitar su territorio.

Tras varios días de luchas agotadoras, los machos ganadores cubren a las hembras de sus harenes. Después de ocho meses de gestación, darán a luz, en el mes de mayo, a una sóla cría (raramente, dos) denominada jabato o cervatillo, quién, nada más nacer, se pondrá en pie con ciertas dificultades y comenzará a mamar. Los cervatillos son miméticos y adoptan diversas posturas con el objeto de pasar desapercibidos durante toda su época infantil. Mamará durante unos cuatro meses y permanecerá junto a la hembra hasta el siguiente parto.


Desde últimos de septiembre, los claveros de los bosques se llenan con sonidos excitados. Se inicia la berrea y los machos de ciervo elevan sus corvas, bramando a los cuatro vientos. Luego, comenzarán las peleas por hacerse con un harén de hembras a quien transmitir los genes para generaciones venideras.



Ruta VII .- El Lago de Las Loma y los Lagos del Ves

El Lago de Las Lomas

El itinerario comienza en Cardaño de Arriba, pasando por el lado de la iglesia, tomando el camino que acompaña al arroyo de las Lomas hasta llegar a un puente que cruzamos. En este recorrido observamos el único abedular de la zona acompañado de roble, haya y acebo.

Se sigue ascendiendo por el camino hasta que termina de nuevo en el mismo arroyo y otro puente, cruzándolo para subir por una ladera bastante pronunciada y desde donde ya podemos divisar las Agujas de Cardaño, referencia importante, ya que debajo se encuentran los lagos, de origen glaciar. Tambien, desde aquí podemos ir siguiendo el rastro de mojones de piedras que nos llevan hasta el lago. El primer lago es el más grande y por encima hay otros dos donde se puede ver al tritón alpino (Tritutus alpestris) y en primavera los podemos ver cubiertos de ranúnculos acuáticos.

Hay que destacar que en el último tramo, antes de llegar a los lagos, aparece la genciana amarilla, planta muy hermosa que tiende a desaparecer a causa de la recolección abusiva que se ha hecho debido a sus propiedades curativas.

Los Lagos del Ves

La ruta comienza por el mismo camino que conduce a la Lomas. Después de un corto trayecto y una ligera ascensión, a la derecha hay un pequeño sendero que se desvía de la pista y desciende, a la vez que se va ensanchando hasta llegar de nuevo al arroyo de las Lomas sobre el que hay otro puente, pero esta vez de madera.



Desde aquí se ven perfectamente las cascadas del Ves. Ascendiendo por toda la ladera, llegamos a unos chozos derruidos, y continuamos subiendo hasta llegar al Collado del Ves. Al otro lado puede ver el valle del Ves que desemboca en Pineda, a la derecha el pico del Ves y continuación El Curavacas. Caminamos hacia el Ves a medida que vamos descendiendo.

En la falda del Pico encontramos el lago grande del Ves y bajando un poco más hacia el valle otros dos mas pequeños.


Ruta VIII .- El Pico Murcia

Antes de cruzar el puente de Cardaño de Arriba se toma el camino que asciende al lado del Río Cardaño, y nos dirigimos al valle de Valcabe.

Seguimos este camino que va paralelo al arroyo de Valcabe hasta llegar a la falda del Pico Murcia.

Hacia la parte derecha de la montaña encontramos una pequeña vereda en forma de zig- zag que sube por toda la montaña hasta la cima.

Una vez en ella (2.341) hay una cruz modo de mojón donde se encuentra un buzón para que las visitas dejen evidencia de su estancia en este lugar.

Desde el alto la vista es impresionante divisándose la Cordillera, los Picos de Europa, e incluso en días despejados el mar Cantábrico.

El descenso se puede realizar por el mismo sitio o también por la cara sur siguiendo el arroyo de Mazobre.


Ruta IX .- Monte Coriscao

Saliendo de Camporredondo y cruzando la carretera por detrás de la Iglesia se toma una pista ancha y en muy buenas condiciones que asciende entre robles a lo largo del monte Coriscao. Se puede seguir la pista o desviarse unos momentos para desde la cima contemplar una bonita vista panorámica. Volvemos a la pista inicial y continuamos hasta llegar al alto del camino que va hacia el Espigüete y Cardaño de Abajo, pero nosotros descenderemos por la parte izquierda del monte rodeados de hayas, robles, avellanos... y nos ayudaremos siguiendo el arroyo que baja hasta Cueva Rodrigo, ya que el monte está muy enmarañado.

Una vez que hemos salido a las camperas y por tanto la parte más despejada, las atravesamos hasta el final para tomar el camino que viene de Valdepino y que nos llevará otra vez a Camporredondo.



Ruta X .- El Lago de Curavacas



Ficha tecnica:

Dificultad: Ruta para hacerla con guía o persona que conozca el terreno y apta para condiciones fisicas normales.
Tiempo: Desde el Lago Curavacas (1.800 m) la duracción puede ser de 6-7 horas con regreso.
Distancia: La distancia desde el Lago es de 2,5 Km; otro tanto al regreso.
Desnivel: 720 m.

Ruta:

La aproximacion a esta cara norte siempre es larga y penosa. Se puede hacer desde Cardaño de Arriba subiendo al Collado del Ves, para luego descender hasta el Lago Curavacas, en una marcha de mas de cuatro horas, o bien, desde Vidrieros, a traves del Valle Pineda -por donde discurre el rio Carrion-....

...Situados ya en el Lago Curavacas (1.800 m), le rebasamos por su margen derecha y seguimos ascendiendo hasta la cota de los 2.100 metros -una hora de marcha-, entrando en la Hoya Superior, gigantesco santuario donde es facil encontrar nieve en cualquier epoca del año, ya que el sol alcanza este lugar escaso de tiempo. Estamos muy proximos a la pared vertical festoneada por pequeños neveros, que alegran la hosca roca verdinegra. La tremenda soledad y el imperturbable silencio -inefable silencio-, solo es roto por las chovas que anidan en la cara sur, mas caliente.

Desde este lugar podriamos hacer dos rutas a la cumbre como mas accesibles: la Via del Portillo, a la derecha de la pared (vista de frente); suele estar obstruida por un nevero de mas de 60º que hay que superar y conduce a un portillo o colladin que separa la cumbre Oeste del Pico Medio. Desde aqui, sin alcanzar el Pico Medio por una meseta inclinada se accede a la cumbre.

La otra via, que recomendamos, por tener escasa dificultad, es la Via del Notario a la que dio nombre el que fuera notario de Cervera de Pisuerga, Luis Garcia Guinea, quien la hizo en varias ocasiones. Se inicia en un pequeño desplome a la izquierda de la pared (vista de frente), que en la distancia se asemeja a una gran cicatriz que se va elevando. El primer paso es una pequeña chimenea originada por una gran roca junto a la pared, que hay que superar, para seguir por esa diagonal hasta alcanzar una brecha que nos permitira asomarnos a la vertiente oeste.

Sin subir por la brecha, giramos a la derecha en sentido contrario a la diagonal, ascendiendo muy bien a pesar de que algun punto de la via exige agarrarse a la roca para salvar algun paso aereo. Un trecho pequeño discurre pegados a la pared que forma una cavidad; es el unico punto que impone un poco de respeto. Siempre en ascenso, a nuestra izquierda salen unos canalizos inclinados de roca descompuesta; por uno de ellos salimos de la pared norte muy sombria, y el sol nos reconfortara. Ya divisamos la vertiente sur. Solo nos separa de la cumbre 50 metros de desnivel en una gran pala inclinada, llamada La LLana, en verano cubierta de pedrera muy fina que la hace inestable, sin que exista peligro alguno. En invierno, este tramo, cubierto de nieve y hielo hay que superarle con material adecuado.

Se recomienda dejar señalizado el canalizo por el que salimos a la pared norte, para en el descenso evitar equivocos, que con niebla o mal tiempo supongan un contratiempo, ello, si el descenso le hacemos por la misma ruta. Si pretendemos bajar por la Cara Sur, por la Via del Callejo Grande, la mas sencilla y accesible que nos conducira directamente a Vidrieros...."


Ruta XI .- El Lago de Fuentes Carrionas

Salimos a las 10:52 h. de Cardaño de Arriba ( 1.440 m.) en dirección al Pozo de Las Lomas después de haber tomado en Guardo un café con orujo que arrancó nuestro motor.

Hacía un día agradable. A nuestras espaldas llevábamos sendas mochilas cargadas con lo necesario para nuestras expectativas: Pasar unas treinta horas adentrados en la montaña.

Sobre las 13 h. llegamos al Pozo de Las Lomas (2.080 m.). Estuvimos un rato disfrutando de su belleza. Es uno de los lugares más bonitos y fáciles de llegar de nuestra montaña.  Después de descansar un rato comenzamos la empinada ascensión hasta el collado que está entre el Alto de Fuentes Carrionas y el Alto del Tío Celestino a una altitud de unos 2.380 m. Dejamos las mochilas allí y nos fuimos ligeros de equipaje hacia el Mojón Tres Provincias (2.497 m.) llamado así porque en él confluyen las provincias de Palencia, León y Cantabria.

Abajo quedaban las agujas de Cardaño con una extraña apariencia desde allí. Bajo nosotros, al final de una ladera casi vertical se divisaba lo que en sus tiempos fue un gran circo glacial y ahora es la hermosa Laguna de Fuentes Carrionas , nacimiento oficial del Río Carrión.

Continuamos hacia el cántabro Peña Prieta, el más alto de la zona ( 2.539 m.) al que llegamos a las 15:39 h. . De paso subimos a la cumbre divisoria entre Cantabria y Palencia, Peña Prieta II (2.530 m.), al Sur de la cima principal .

A la vuelta bordeamos al Tres Provincias por su ladera Este. Nos encontramos muy cerca del Alto Fuentes Carrionas (2.445 m.), aprovechamos a subir los pocos metros que nos separaban de su cumbre. Al bajar al collado nos reunimos con nuestras mochilas y nos pusimos a comer ante unas vistas fabulosas. A las 17:24 reemprendimos la marcha. Subimos al también cercano Alto del Tío Celestino (2.394 m.). La Panorámica que observamos era extraordinaria: Los dos valles que divide la crestería, Cardaño de Abajo, Pantano de Riaño, Espigüete, Curavacas, Las Cuartas, El Murcia, el Tres Mares ...



Las Villas Romanas en la provincia de Palencia, nos invitan a descubrir un lado no demasiado conocido de esta provincia. De la mano de estas villas conocera el pasado mas real de la zona.

VILLA DE LA OLMEDA

Se trata de una gran mansión de finales de la época romana, centro de una explotación agrícola donde los gustos y formación aristocrática del dueño están magníficamente reflejados.

En torno a un patio rectangular, con cuatro galerías de mosaico, se distribuyen todas las habitaciones y dependencias de la villa. Cuatro torres en los extremos, dos cuadradas en la fachada norte y dos octogonales en la fachada sur. Entre estas últimas, una gran galería o pórtico de columnas.

Caídos en el interior del patio se encontraron unos arcos de ladrillo que constituían los elementos arquitectónicos de paso de la galería sur al patio central. Completan este esquema de la villa las termas, situadas al NE del gran edificio.

Lo más atractivo de esta villa son la serie de mosaicos que cubren la mayor parte de las habitaciones; elementos geométricos, vegetales y figurativos se combinan y repiten con gran profusión.

Destaca entre ellos el bello mosaico de la gran sala de recepciones con tres temas distintos.

La escena principal con la historia del descubrimiento de Aquiles por Ulises en el gineceo de Licomedes, en la isla de Skiros. En torno a esta escena central una serie de medallones con retratos familiares, con la representación de las estaciones en los ángulos. Una espléndida escena de cacería, con una variada representación de animales en distintas posturas entremezclados con cazadores y motivos vegetales.

Rodeando todo una amplia cenefa con escudos exagonales entrelazados, formando grandes cuadros florales de una gran belleza y riqueza de color.

Son muy interesantes los mosaicos de los corredores que ya se pueden admirar en su totalidad. La distribución simétrica de algunas habitaciones y las estructuras arquitectónicas de la casa, que van poniendo de manifiesto las excavaciones, forma todo un conjunto que permiten estudiar el contexto arqueológico de la villa.

Muy próxima al edificio principal se descubrió la necrópolis, con provisión de ajuares funerarios, ricos y variados, cuya exposición puede admirarse en el Museo Monográfico instalado en la iglesia de San Pedro en Saldaña. Es el perfecto complemento y obligada visita para tener una visión general del conjunto.

QUINTANILLA DE LA CUEZA

En las proximidades del pueblo, en el pago de la "Tejada", existe una villa tardo-romana de finales del siglo III y IV. Fue descubierta en 1.970 y desde ese periodo comienzan las excavaciones y conservación bajo el patrocinio de la Diputación Provincial de Palencia.

Lo sorprendente artística y arqueológicamente son los bellos mosaicos que cubren la mayor parte de las habitaciones compuestos de figuras humanas, dibujos geométricos con svásticas, dameros, nudo de Salomón, abundante cerámica como sigillata de los siglos III al IV, monedas desde los siglos I al IV.

Una característica de la villa lo constituyen los "hipocaustum", precedente de las "glorias" castellanas. La iglesia de la Asunción posee artesonados mudéjares en el pórtico y presbiterio, y un prodigioso retablo renacentista del siglo XVI con pinturas y relieves del mismo siglo.


Sería imposible que pretendiéramos visitar el Románico  del Norte de la Provincia en un único viaje. El curso alto del Pisuerga, las comarcas de Cervera de Pisuerga y Aguilar de Campóo hasta los límites con Santander y Burgos ofrecen tal concentración de edificios y restos románicos que deberemos dividir en dos rutas para ver al menos lo más destacable.

Románico del Norte I

Esta primera en torno a Aguilar de Campóo podríamos llamarla ruta de los monasterios, ya que partiendo de San Andrés del Arroya, típico monasterio cisterciense fundado a fines del siglo XI, verdadera joya del arte palentino, en la que destaca su claustro, iglesia y sala capitular, visitaremos otros cuatro.
Pero antes pararemos en Moarves de Ojeda para contemplar la bella portada de su pequeña iglesia con un friso muy bien conservado     que nos muestra las cotas de elegancia que puede alcanzar el románico popular.
Muy cerca de Olmos de Ojeda, en una finca particular, se conserva el que fuera monasterio femenino de Santa Eufemia de Cozuelos.
De época románica, conserva íntegra la iglesia, construida en el siglo XII, que muestra la influencia de Frómista y de los talleres de San Andrés del Arroyo.
En Vallespinoso de Aguilar, en un paraje pintoresco, antes de entrar en el pueblo, veremos la ermita de Santa Cecilia y bordeando el pantano de Aguilar llegaremos a Barrio de Santa María. Rodeada de casa blasonadas se levanta la iglesia parroquial, que conserva el ábside románico. Y a las afueras la ermita de Santa Eulalia, pequeña joya del románico palentino.
En Aguilar todo el pueblo nos habla de su pasado históricos En cuanto a sus monumentos románicos, la iglesia de San Andrés y la de Sta. Cecilia, a los pies del castillo, son la antesala del monumental monasterio de Santa María la Real. Fundado en el siglo IX, los premonstatenses lo habitaron desde 1162 hasta su exclaustración el siglo pasado. Desde él irradió la cultura a toda la comarca.
Lomilla, cerca de Aguilar, es un ejemplo de las pequeñas iglesias del Norte. Siguiendo la carretera nacional hacia Palencia aún encontramos los dos últimos monasterios. El de San Vicente en Becerril del Carpio, del que sólo se conserva la iglesia y el de Santa María de Mave,en una campiña agradable bañada por el Pisuerga, cercano a paisajes pintorescos. Su iglesia, construida a principios del siglo XIII, es uno de los más completos edificios románicos de la región.

No se agotan aquí las posibilidades del viajero. En esta zona deberá estar atento a cualquier indicación. Arte y paisaje se alían magistralmente para invitarnos a parar.

Románico del Norte II

Esta segunda ruta por el Románico del Norte de la Provincia nos llevará desde Aguilar a los altos valles de la Provincia. Señalamos unos hitos en el camino, pero el viajero podrá completar el recorrido con la visita a otras localidades, donde siempre encontrará un pretexto para la parada. Arte y paisaje se combinan perfectamente.
El primer punto de nuestro itinerario será Cillamayor. Su parroquia, dedicada a Santa María la Real es posiblemente la iglesia de un antiguo convento. Construida a finales del siglo XII, es muy interesante su colección de canecillos
En Matalbaniega, la iglesia de San Martín domina el pueblo desde una loma,. También debió de pertenecer a un conjunto monacal y su colección de canecillos es asimismo interesante.
En un agradable paisaje se construyó la   iglesia de Villanueva de la Torre.
De corte popular, a diferencia de otras iglesias del Norte que llevan espadaña, ésta lleva torre.
Revilla de Santullán tiene en su pequeña iglesia una de las portadas más bellas del románico. Excelentemente conservada, su escultor firmó en la piedra su obra.
De los restos románicos de la iglesia parroquial de Brañosera dedicada a Santa Eulalia lo más destacaba es su antigua portada sobre la que se abre una pequeña ventana.
En Salcedillo, cerca ya de Cantabria, el pintoresquismo del pequeño caserío se complementa con una iglesia de sabor popular. Muy cerca del pueblo se ve pasar una antigua calzada romana.

Románico del Norte III

Empezaremos esta tercera ruta descendiendo hacia Cervera, descubriendo multitud de pequeños pueblos donde siempre encontraremos algún recuerdo románico.
La primera parada de nuestro recorrido será la iglesia de San Cornelio y San Cipriano en San Cebrián de Mudá, con reformas góticas e importantes obras de arte, que muestra una típica espadaña, elemento frecuente en las iglesias norteñas.
Perazancas es uno de los más representativos pueblos  del románico palentino. La iglesia parroquial comenzada a construir de forma suntuosa, conserva una bella portada románica y ábside.
Pero lo más llamativo es la ermita de San Pelayo. Primor del románico lombardo con pinturas murales del siglo XII.
Cervera de Pisuerga, villa norteña rodeada de pantanos, el de Requejada al norte y el de Ruesga al Oeste. mantiene aún el ernpaque de su hidalguía en sus fachadas de piedra blanca, el orgullo de los escudos en sus casonas, el encanto ancestral en sus aleros tallados y su plaza porticada de columnas de piedra, y toda la magia en su paisaje.
Tomando la carretera que une Cervera con Potes llegaremos a San Salvador de Cantamuda, cabeza de la Región de la Pernía, con casas hidalgas y rollo del siglo XVI.
Su iglesia perteneció a un antiguo monasterio y se construyó en 1 181 por la condesa doña Elvira.
La unidad del conjunto, que incluso conserva el altar románico, la convierten en uno de los principales monumentos de esta época en la Provincia.
Su espadaña es quizás la mejor y más completa del estilo en Palencia.
El viajero que se dirija hacia Guardo podrá visitar Pisón de Castrejón, donde podrá encontrar un bello templo románico de transición del S. XII junto a la carretera.
Amparado por un pórtico del S XV hay un extraordinario apostolado gótico de ropajes minuciosos bajo los doseles.
Asimismo, el viajero podrá completar su idea de arte en la zona parando en algunos de los muchos pueblos por los que pasará. De seguro siempre encontrará algo que le llame la atención.



 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal